La Guarida de jabalíes genera jabalíes de batalla a intervalos regulares antes de incendiarse y explotar, causando daños en el área de efecto.

Por 3 mana, el edificio de la Guarida de jabalíes puede colocarse en el mapa dentro del dominio que tú controlas. Genera Jabalíes de batalla a intervalos regulares antes de incendiarse y explotar creando un daño de Area de efecto. Los Jabalíes de batalla generados son nivelados con relación al nivel de la Guarida de jabalíes.

La Guarida de jabalíes tiene una enorme proporción de mana por guerrero, lo que la hace perfecta para los jugadores que prefieren invadir a sus oponentes con fuerzas masivas.

La explosión al final del ciclo de vida de la Guarida de jabalíes significa que puede colocarse en una posición vulnerable. Si el oponente la alcanza y la destruye, recibirá una tonelada de daño a cambio de sus esfuerzos: la detonación final de la Guarida del jabalí es casi tan poderosa como un hechizo de Bola de fuego.